Quién soy

This post is also available in: English

Este es un resumen de mi experiencia periodística. Para leer mi biografía profesional completa, clic aquí, y para leer una lista de los puntos salientes, aquí.

Soy periodista y soy latinoamericano. De eso se trata mi carrera, desde que comencé a ganarme la vida en esto en 1997. En estos años, he recorrido gran parte de las Américas haciendo periodismo.

Mexico D.F., 2008
México D.F., 2008

Fui reportero de noticias locales del mejor diario de Nueva Jersey en las empobrecidas zonas urbanas del norte del estado. Edité una de las revistas más admiradas de América latina y un sitio sobre inmigración que cubría las noticias que los medios masivos de Estados Unidos no conocían. Dirigí la más influyente revista de negocios en México. Fui supervisor de turno en el World Spanish Desk de The Associated Press, donde edité y transmití artículos y fotos para medios de Los Angeles a Caracas a Buenos Aires. Escribí un artículo de portada para la mejor revista narrativa de Latinoamérica. Escribí despachos desde el exterior para Estados Unidos, Chile y Argentina. También tuve tiempo de producir reportajes para la radio pública de EEUU, slideshows de audio, videos y podcasts, y tomar fotos periodísticas.

Además, en 2008, viajé en coche de Nueva York hasta Ciudad de México para hablar con la población latina sobre la histórica elección presidencial que llevó a Barack Obama al poder y publicar todo en un blog multimedia.

Ah… y diseñé este sitio web.

En este recorrido, encontré a mucha gente que creyó en mí. Los que me dieron la posibilidad de empezar en el principal diario de Posadas, Misiones, Argentina. Los que me dieron una pasantía en el canal de noticias más importante de Argentina en 1998; o una beca con alojamiento en Buenos Aires para estudiar y trabajar en Clarín, entonces el diario en español con la mayor circulación en el mundo; o dos premios para periodistas jóvenes (sí, hace mucho). También me dieron becas Fulbright, Moors-Cabot, Online Journalism Association y Jacobo Timerman, que me permitieron graduarme con honores de la maestría en Periodismo de la Universidad de Columbia; una pasantía de un año en el diario The Star-Ledger de Newark, Nueva Jersey; la posibilidad de colaborar en forma permanente con el diario con la sexta mayor circulación de Estados Unidos; una beca McCracken con todos los gastos pagos para hacer una maestría en Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Nueva York. En México, me dieron la oportunidad de tomar el mando de una revista con 45 años de historia cuando yo tenía 37.

Ha sido un camino largo, pero recién empieza. Y lo que descubrí es que en el periodismo uno nunca termina de aprender, siempre que se fije en los modelos correctos. La vida me regaló muy buenos jefes –bueno, la mayoría de las veces– y de ellos aprendí millones de cosas.

En Clarín, los editores de Información General y Policiales me entrenaron para que escribiera textos vivos y atrapantes, pero también rigurosos y precisos. En Columbia, el maestro del periodismo Sandy Padwe me grabó en la mente un requisito indispensable del periodismo: la pasión o, como dicen en inglés, el “fuego en el estómago”. En A.P., los turnos de mañana, noche y madrugada editando noticias generales y deportes me ayudaron a ser cada vez más rápido para decidir, para editar y para escribir. En The Star-Ledger, un jefe de buró con mucha experiencia y mente aguda me demostró cada tarde que siempre hay una pregunta más que hacer antes de volver a la redacción (y que por eso hay que anotar el teléfono de las fuentes). El Daily News de Nueva York me dio la posibilidad de escribir cada vez más, en inglés y en español, a cambio de mi disponibilidad constante y mi disciplina como colaborador freelance. En Feet in 2 Worlds, edité todo tipo de formatos y a periodistas de diferentes nacionalidades, con un público estadounidense en mente. En NYU, aprendí nuevas maneras de observar a Latinoamérica y su historia reciente y descubrí una historia asombrosa que nadie había contado. En Expansión, entendí que un líder no es tal sin un equipo que crea en él y lo siga adonde sea y encontré una gratificación distinta, la de dejar a otros hacer el gran periodismo.

El propósito de este sitio es servir como presentación profesional y como un archivo personal de mi trabajo. Por favor, envíenme un correo si tienen comentarios sobre el diseño, el funcionamiento o el contenido del sitio o si quieren más información sobre cualquier cosa que encuentren aquí. Si les interesan (?) mis opiniones en crudo sobre el periodismo, el fútbol mundial, mi adorado San Lorenzo, el surf y quién sabe cuántos otros temas, me pueden seguir en Twitter. También pueden ver mis antecedentes completos en LinkedIn.

Y no me busquen en Facebook, porque no lo uso.

contacto