Calle 13, la maravilla del rap boricua le suma inteligencia al perreo

1 de agosto de 2006

Le pasó a la cumbia, le pasa al reggaeton. Cuando un ritmo caliente y contagioso se expande más allá de los reductos donde nació –cuando Shakira y Snoop Dogg suman su voz al perreo masivo–, pronto se les empieza a exigir a los artistas del nuevo género que muestren un poco de conciencia social.

Para muchos, ese beat cha-bum-cha que trajo tantos hits y tanto sudor ya empieza a sonar cansador. En la industria y en los medios hay quienes advierten que las dos P del “perreo” y el “pariseo” no alcanzarán para sostener al género en los próximos años. Ante esta encrucijada, hay artistas que buscan empujar al reggaetón a una nueva fase, donde la música no sea toda igual y las letras no sean sólo sexo “duro” y bravuconadas. Al frente de esta avanzada está Calle 13, la respuesta alternativa al reggaetón mainstream.

“Creo que por eso Calle 13 ha sido bien fuerte en Puerto Rico y se está regando fácilmente”, dice Residente, el rapero y letrista René Pérez Joglar, tras regresar de sus primeros shows en Centroamérica. (La otra mitad del grupo es Visitante,su hermano de crianza Eduardo José Cabra Martínez.) “En el disco hay, no sé si un compromiso social, pero sí una información que anteriormente en el género no estaba pasando.”

Colgado al celular mientras maneja por San Juan, Residente dice que le gusta la fuerte difusión under que han tenido (“como cuando me llegó Manu Chao”, compara). Y que antes que conquistar el mercado estadounidense, prefiere ganarse a Sudamérica. La camioneta que maneja tiene vidrios oscuros a la fuerza, dada la fama que le trajo el lanzamiento del disco debut, Calle 13, el año pasado.

El dúo no deja de lado la cara fiestera del género, y sus primeros singles (“Se vale to’”, “Atrévete te te”, “Suave”) son reggaetones perreables y subidos de tono. Pero Calle 13 se diferenció rápido, cuando el año pasado dedicó un rapeo lleno de insultos nada menos que al FBI. Fue poco después de que los federales mataran al revolucionario “machetero” puertorriqueño Filiberto Ojeda Ríos. “Fue un escándalo aquí por un tiempo. Pero entiendo que haberlo matado a él es más fuerte que la letra”, comenta.

Calle 13 también innova a la hora de la diversión. “Atrévete te te” es tan sensual como cualquier reggaeton, pero con una ironía inteligente, una intro cumbiera y solos de clarinete nada comunes en este género. Su letra resume la actitud Calle 13. Llama a una muchacha cool a “salir del closet” y bailar reggaetón sin complejos: “¿Qué importa si te gusta Green Day? ¿Qué importa si te gusta Coldplay?”. Eso… ¿qué importa?

- Ver en el sitio de Rolling Stone.

contacto